NOCIONES ELEMENTALES SOBRE LOS PRIMEROS AUXILIOS

 

Diariamente, podemos sufrir o ser testigos de accidentes o enfermedades repentinas que puedan amenazar la vida de una persona. Todo ciudadano está en la obligación ética, moral y legal de auxiliar al necesitado de acuerdo a los recursos y sus capacidades; es por ello que se debe tener conocimiento básico sobre primeros auxilios, sus implicaciones y limitaciones.

Se entiende por primeros auxilios los cuidados inmediatos, adecuados, y temporales que se aplican a una persona víctima de un accidente o enfermedad repentina, en el lugar de los acontecimientos y antes de ser trasladada a un centro asistencial.

 

¿PARA QUE APLICAR LOS PRIMEROS AUXILIOS?

 

Los objetivos de los primeros auxilios son para:

v  Conservar la vida.

v  Evitar complicaciones físicas y psicológicas.

v  Aliviar el dolor físico.

v  Ayudar a la recuperación.

v  Asegurar el traslado de los accidentados a un centro asistencial.

 

NORMAS GENERALES PARA APLICAR LOS PRIMEROS AUXILIOS

Ante un accidente que requiere la atención de primeros auxilios, usted como auxiliador debe recordar las siguientes normas:

 

-   Evite el pánico. Conserve la tranquilidad para actuar con serenidad y rapidez, esto da confianza al lesionado y contribuye a la ejecución correcta y oportuna de las técnicas.

-   Tenga seguridad de lo que va hacer; si duda, es preferible no hacer nada, porque es probable que el auxilio que preste no sea adecuado y contribuya a agravar al lesionado.

-   Permanezca siempre con la víctima, si está sólo, solicite la ayuda necesaria (elementos, transporte, etc.).

-   Haga una identificación completa de la víctima, de sus acompañantes y registre la hora en que se produjo la lesión y los datos más resaltantes de la situación.

-   Asegure la escena, delegue funciones a otras personas con instrucciones claras y precisas.

-   Comuníquese continuamente con la víctima, su familia o vecinos. Explique lo que hace y por qué lo hace. Use un lenguaje simple, de fácil comprensión.

-   No actúe individualmente, pida ayuda.

 

Recuerda: al atender una persona herida

PRIMERO MIRE—LUEGO PIENSE—DESPUÉS ACTÚE

 

1. ASPECTOS LEGALES DE LOS PRIMEROS AUXILIOS

El Código Civil de la República Bolivariana de Venezuela, artículo 2, establece:

“la ignorancia de la ley no excusa de su cumplimiento” 

 

Este artículo coloca al individuo dentro de un contexto legal que lo ampara y obliga al mismo tiempo, imponiéndole multas y sanciones aún cuando no sean conocidas por éste.

 

Según el artículo 3 de la Ley del Ejercicio de la Medicina, ejercen legalmente la Medicina los doctores en Ciencias Médicas y los Médicos Cirujanos.

 

El artículo 114 establece el ejercicio ilegal de la medicina por:

v  Quienes habían obtenido el título de médico realicen actos o gestiones profesionales sin haber cumplido los requisitos para ejercer legalmente la profesión.

v  Quienes sin poseer el título requerido se anuncien como médicos.

v  Los miembros de otra profesión y oficio que prescriban drogas o preparados medicinales y otros medios auxiliares de terapéutica, de carácter médico, quirúrgico o farmacéutico, o que sin haber recibido las instrucciones de un médico, asuman el tratamiento de personas que estén, o deban estar, bajo atención médica.

v  Los profesionales universitarios que sin estar legalmente autorizado por las leyes de ejercicio de su profesión, indiquen, interpreten o califiquen exámenes de laboratorio y otras exploraciones de carácter médico o quirúrgico con fines de diagnóstico.

v  Quienes inciten a la automedicación cualquiera sea el medio de comunicación que utilicen para tales fines.

Este mismo artículo establece las excepciones para el ejercicio ilegal, en la cual entran las acciones de auxilio en emergencias, entre las cuales cuentan:

v  La intervención de las y los farmacéuticos en los casos previstos en la Ley de Ejercicio de la Farmacia.

v  Las personas no autorizadas por esta ley que en situaciones de urgencia, realicen ocasión almente actos encaminados a proteger la vida de una persona mientras llega un profesional autorizado.

v  La práctica o actuación del personal auxiliar, técnico-sanitario o paramédico dentro de los límites de sus funciones, de conformidad con las instrucciones del médico y con normas específicas de los organismos de salud del Estado.

 

Alcance Legal de los Primeros Auxilios:

Es el límite que tiene todo persona para aplicar los Primeros Auxilios, de acuerdo a su capacidad y conocimientos sin EXTRALIMITARSE de sus funciones.

 

Responsabilidad Civil:

Es la responsabilidad que recae sobre la persona al atender a un lesionado, haya o no producido daños que pudieran derivarse directa o indirectamente de las atenciones presentadas.

     La base de muchos procesos legales que involucran la aplicación de los Primeros Auxilio, es la negligencia, imprudencia e impericia. Éstas podrán ser investigadas por los Tribunales Disciplinarios de los Colegios de Médicos y podrían acarrear sanciones establecidas por las leyes.

 

ERRORES E IMPLICACONES LEGALES

Negligencia: incumplimiento de los deberes elementales correspondientes al arte o profesión.

Imprudencia: apresuramiento en afrontar un riesgo sin tomar las precauciones necesarias para evitarlo.

Impericia: falta de conocimientos técnicos en determinado arte o profesión.

 

2. RECUENTO ANATÖMICO

Cuando alguien se prepara para asistir a una persona herida o enferma, debe conocer la ubicación y funcionamiento de los principales órganos y estructuras del cuerpo humano, sin necesitad de ser tan preciso como un profesional de la Medicina.

3.1DIVISIONES DEL CUERPO HUMANO

Se divide en tres partes:

 

       Cráneo: (Conjunto de huesos que protegen el cerebro).

CABEZA  

Cara: (Contiene la boca y nariz; es la única parte del cuerpo con los cinco sentidos).

 

 

 

Cuello: posee grandes vasos sanguíneos (arteria carótida, vena yugular) y vías respiratorias

TRONCO    Tórax: conformado por el esternón con 12 pares de costillas y en la parte inferior el Apéndice (Xifoides). Contiene parte de la columna vertebral

Abdomen: compuesto por el diafragma, estomago, hígado, páncreas, intestinos grueso y delgado y parte de la columna vertebral 

 

Articulación del hombro

Brazo

EXTREMIDADES   Articulación del codo

Antebrazo

Articulación de la muñeca

Mano

 

EXTREMIDADES

 

Articulación de la cadera

Muslo

EXTREMIDADES   Articulación de la rodilla

Pierna

Articulación del tobillo

Pie

 

La cabeza reviste gran importancia, ya que cualquier tipo de lesión puede causar daños seve­ros o la muerte de la víctima en muy poco tiempo, principalmente por daños en el cerebro, órgano principal del sistema nervioso, que controla la mayor parte de las actividades motoras, sensoriales, razonamiento, memoria e inteligencia, entre otras funciones.

 

La cara es importante por la presencia de las vías aéreas superiores, la boca y la nariz, a través de las cuales podemos respirar. Cualquier lesión en la cara podría interrumpir la respiración, lo que ocasionaría la muerte de la persona en muy poco tiempo. La cara es la única parte del cuerpo donde se encuentran ubicados los cinco sentidos: vista, gusto, tacto, oído y olfato.

 

En la parte posterior del tronco se encuentra la columna vertebral, de suma importancia ya que es la estructura que sostiene el cuerpo, y protege la médula espinal.

 

La importancia del cuello radica en que posee elementos vitales, como grandes vasos sanguí­neos (arteria carótida, vena yugular) y vías respiratorias (tráquea). En él se puede palpar el cartílago tiroides o manzana de Adán, para palpar la arteria carótida. En el cuello se inicia la columna vertebral.

El tórax y la columna vertebral, en la parte posterior, protegen los pulmones, el corazón, parte de la vía respiratoria y parte de la vía digestiva (el esófago, tubo que conecta la boca con el estómago).

 

Abdomen, comienza en el final de la cavidad torácica, y se extiende hasta la pelvis. Es impor­tante por el diafragma (músculo que interviene en el proceso respiratorio) y los órganos vitales que contiene. La cavidad abdominal a diferencia de otras no está rodeada por huesos, lo que permite que sea más vulnerable por la falta de protección.

 

Para ubicar el sitio de la lesión u órganos afectados, podemos dividir la región abdominal en cuatro zonas o cuadrantes que son:

 

-   Cuadrante superior izquierdo: (CSI) contiene parte del estómago, bazo, intestino grueso
y páncreas.

-   Cuadrante superior derecho: (CSD) en éste se encuentran el hígado, la vesícula y parte del
intestino grueso.

-   Cuadrante inferior izquierdo: (CII) contiene parte del intestino grueso y delgado.

-   Cuadrante inferior derecho: (CID) contiene el apéndice y el intestino grueso y delgado.

 

» Esófago

» Hígado

» Vesícula biliar

» Conducto hepático

» Segunda porción del duodeno

» Colon ascendente

» Lleon

» Válvula ileocecal

» Ciego

» Apéndice

» Aorta descendente

» Estómago

» Páncreas

» Yeyuno

» Colon descendente

» Colon sigmoides

» Ampolla rectal

» Órganos del abdomen

 

En la parte inferior del tronco encontramos la cadera o pelvis que es una cavidad del cuerpo que I se articula con las extremidades inferiores. Está formada por un conjunto de huesos llamados I coxales (sacro y coxis). En ella se alojan los órganos reproductores, vejiga urinaria y uréteres y i b terminación de /as vías digestivas.

 

COLUMNA VERTEBRAL

Es una estructura flexible, que constituye el eje longitudinal del esqueleto, que comienza en la base del cráneo hasta el coxis. Por ella pasa la médula espinal que transporta los impulsos eléctricos que le dan movilidad y sensibilidad a nuestro cuerpo. Por ejemplo, una lesión en ella podría dejar cuadraplégico (incapacidad funcional y sensitiva de las cuatro extremidades) a una persona.

La columna vertebral está conformada por 33 vértebras o huesos que se dividen en 5 regiones, región cervical, región dorsal, región lumbar, región sacra y región coxígea.

 

2.2  SISTEMAS DEL CUERPO HUMANO

Cuerpo humano posee varios sistemas para funcionar entre los principales tenemos:

 

-   Sistema Respiratorio: es el encargado del proceso respiratorio que permite el intercambio gaseoso entre el cuerpo y el ambiente, de manera que el organismo toma oxigeno y libera bióxido de carbono. Este sistema está conformado por la nariz, la raquea, los bronquios y pulmones.

-   El sistema Circulatorio: es el responsable de llevar la sangre por todo el organismo trasportando sustancias necesarias para la vida de las células como nutrientes y oxígeno tomando a su vez los productos de desecho metabólico (dióxido de carbono). También actúa en la regulación de la temperatura corporal. Este sistema está formado por el corazón, arterias, venas, capilares y la sangre.

-    El Sistema Nervioso: tiene la capacidad de recibir, transmitir, elaborar y almacenar información. Recibe información acerca de cambios que ocurren en el medio externo o interno es decir, relaciona al individuo con su entorno y consigo mismo, e inicia y regula las respuestas adecuadas. Está compuesto por el encéfalo (cerebro y bulbo raquídeo), la médula espinal y los nervios periféricos.

-   Sistema Óseo: el cuerpo humano está compuesto por 206 huesos articulados, que pos cuatro funciones principales: actuar como soporte al organismo, dar forma al cuerpo, proteger los órganos y la de generar los glóbulos rojos sanguíneos. El conjunto de todos huesos forma el esqueleto.

 

4- SIGNOS VITALES

Los signos son todas aquellas señales objetivas que nos indican el estado de una víctima. Ellos se pueden ver, tocar, escuchar, oler, medir, palpar sin la intervención directa de la víctima. Por ejemplo: signos vitales, deformidades, coloraciones, entre otros.

 

Los síntomas son cualquier manifestación subjetiva que sólo siente la persona afectada; puede indicar cualquier alteración del organismo, por ejemplo: dolor, sed y náuseas. Los síntomas se pueden cuantificar ni determinar de ninguna manera sin la participación de la víctima.

 

Los signos vitales son aquellas características o parámetros verificables y medibles de una persona que nos indican su estado de salud del mismo. Son:

-   Respiración Pulso

-   Temperatura

-   Prensión Arterial

 

El auxiliador puede medir los signos vitales simultáneamente con la entrevista, por simple palpación ' observación apoyándose de instrumentos básicos como el termómetro, tensiómetro con estetoscopio y reloj, pues en la evaluación secundaria interesan las características. Si no se posee el jipo, sólo se mide la respiración y el pulso, captamos la temperatura palpando la piel.

 

Monitorear y registrar los signos vitales en intervalos de 5 minutos, aproximadamente, ya que las variaciones indican si hay mejoría o deterioro.

 

RESPIRACIÓN

 

El valor de la frecuencia respiratoria varía debido a la edad, el sexo, la condición física de la persona y otras. Cuando se mide la frecuencia respiratoria, la víctima no debe saber que lo esta-haciendo ya que esto altera su ritmo.

Niños de meses

30 a 40 respiraciones por minutos

Niños hasta seis años

26 a 30 respiraciones por minutos

Adultos

16 a 20 respiraciones por minutos

Ancianos

Menos de 16 respiraciones por minutos

 

Para medir la frecuencia respiratoria, se simula tomar el pulso. Los pasos que debemos seguir son:

 

1. Observar la caja toráxico abdominal de la víctima.

2. Contar el número de veces que el tórax / abdomen se expande en un (1) minuto.

 

LA RESPIRACIÓN O FRECUENCIA RESPIRATORIA: es el mecanismo de todo ser vivo, mediante el cual el organismo intercambia gases con el medio ambiente, introduciendo oxígeno (O2) a tos pulmones y eliminando dióxido de carbono (CO2), mediante los procesos de inspiración y espiración (inhalar - exhalar).

 

ALTERACIÓN DE LA RESPIRACIÓN O DE LA FRECUENCIA RESPIRATORIA

 

Los siguientes términos describen alteraciones en la frecuencia respiratoria. El socorrista deberá familiarizarse con ellos para poder reportarlos como tal, en caso de que el paciente sea trasladado a algún lugar para recibir asistencia médica.

 

Taquinea: es un incremento de la frecuencia respiratoria por arriba de las 24 respiraciones por minutos.

 

Bradipnea: es la disminución de la frecuencia respiratoria por debajo de 12 respira^ por minuto.

 

Apnea: es la total ausencia de la respiración. La apnea persistente es llamada paro respiratorio. La apnea puede ser causada por obstrucción mecánica de las vías aéreas: por un tapón mi por ejemplo; sangre, vómito o cuerpos extraños.

 

Disnea: Se le llama así a la dificultad para respirar.

 

Pulso:es la onda o latido que coincide con cada compresión o bombeo de sangre por el corazón y que puede percibirse por la palpación de una arteria superficial sobre un plano dure valores del pulso, al igual que la respiración, también varían con la edad para una peí adulta, sana y en estado de reposo.

Frecuencia cardiaca: se define como las veces que late corazón por unidad de tiempo. No mente se expresa en pulsaciones por minuto.

 

Cuando la frecuencia cardiaca (pulso) es rápida (por arriba de los valores normales), o la intensidad o ritmo están alterados pueden ser señal de problemas en el lesionado.

 

Los puntos donde usualmente se mide el pulso son: pulso carotideo, pulso radial, braquial y pedio.

 

Siga los siguientes pasos para medir el pulso:

 

1. Mantenga a la persona en reposo (preferiblemente sentada o acostada).

2. Use las yemas de los dedos índice y medio para palpar el pulso.

3. Cuente el número de pulsaciones en 1 minuto.

4. Mantenga registro escrito del valor obtenido.

 

PRESIÓN ARTERIAL

Se entiende por presión arterial, la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias; ésta es un índice de la eficiencia del sistema circulatorio. El resultado de la contracción c corazón para bombear la sangre a las arterias genera la llamada presión sistólica (comúnmente también llamada máxima); la relajación del corazón entre las contracciones nos marca la presión diastólica (conocida como mínima).

 

La presión arterial varía de acuerdo a: la edad, sexo, altitud de la zona donde se habita, alimentación, condiciones físicas de la persona. Se expresa en forma de la presión sistólica, sota presión diastólica, y sus valores normales fluctúan en valores de: 120/80 mmhg (según la Organización Panamericana de la Salud).

 

Para medir la presión arterial se utiliza el tensiómetro completo (con estetoscopio). El paciente debe estar en reposo y descubrir su extremidad superior de ropas y prendas ajustadas. SI siguen los siguientes pasos:

Niños de meses

130 a 140 pulsaciones por minutos

Niños hasta seis años

80 a 100 pulsaciones por minutos

Adultos

60 a 80 pulsaciones por minutos

Ancianos

60 o menos pulsaciones por minutos

 

1.Revisar el equipo.

2.Colocar y ajustar bien el brazalete.

3.Ubicar el pulso braquial.

4.Colocar la campana del estetoscopio en el lugar acode se ubicó el pulso braquial.

5.Inflar el brazalete hasta 160 ó 180 mmHg.

6.Abrir la válvula dejando escapar aire lentamente, leer y registrar los valores de la presión máxima y mínima (sistólica y diastólica). El valor de la presión sistólica será el señalado por el manómetro, a tomento de escuchar el primer sonido del pulso a través del estetoscopio; la presión diastólica es ¡a señalada por el manómetro al momento de dejar escuchar el pulso.

7.Retirar, desinflar, limpiar y guardar el equipo.

 

Normas para tomar la presión arterial:

 

» No medir la tensión arterial dos veces seguidas sobre la misma extremidad.

» No golpear el equipo.

» Limpiar las olivas del estetoscopio antes y después de su uso.

» Evitar ruidos que puedan alterar la lectura.

 

TEMPERATURA

Es el equilibrio entre la producción de calor y la pérdida del mismo por parte del organismo. En condiciones norma/es, la temperatura del organismo varía entre 36,5 °C - 37,5°C.

 

5.- PRINCIPIOS DE ATENCIÓN DE EMERGENCIA

 

El propósito de los principios de atención de emergencia es el de establecer una serie de pasos zara garantizar que se preste la mejor atención a las víctimas con el mínimo riesgo para la salud del auxiliador.

 

1. Evaluación y control de la escena.

2. Evaluación primaria del lesionado.

3. Pedir ayuda.

4. Evaluación secundaria del lesionado.

5. Aplicación de los primeros auxilios.

6. Traslado a un centro asistencial.

 

1. EVALUACIÓN Y CONTROL DE LA ESCENA

Al llegar al sitio, el auxiliador debe evaluar rápida y concienzudamente las condiciones del lugar del incidente tanto para tomar una decisión acertada, como para:

 

-   Proteger su propia integridad física, la de la víctima y la de las personas presentes.

-   Decidir y tomar las acciones prioritarias para el manejo del incidente.

-   Establecer las necesidades de recursos.

 

Además, la escena nos puede suministrar información sobre los lesionados a través de aspecto como: posición en que encontramos a la víctima, ubicación de objetos que permitan inferir sobre el mecanismo de la lesión, objetos o medicamentos en la escena, entre otros, así como pe ejemplo las condiciones ambientales, tipo de terreno, etc., para identificar los peligros.

 

Para lograr estos objetivos, buscamos las respuestas a:

¿Es la escena segura?

Se debe evitar la visión de túnel o visión focalizada sobre las víctimas ya que podría haber muchos factores externos que nos impidan el acceso a las mismas, o que representen un peí gro inminente, como podrían ser: derrames de combustible con peligro de explosión o incendio, estructuras a punto de colapsar, violencia (por ejemplo: riñas con armas), fuego, animales peí grosos, sustancias tóxicas, radiaciones, tráfico automotor, riesgos biológicos, entre otros.

 

Para poder atender a las víctimas será necesario identificar, controlar y eliminar los riesgos presentes. Para esto, el auxiliador deberá conocer sus limitaciones y los recursos disponible, especialmente la ayuda de los observadores. Si el riesgo no es controlable, debe buscar ayuda lo más pronto posible, tratar de alejar a las personas de los riesgos y evitar que otras personas se expongan a ellos.

 

¿Qué protección necesito?

 

El auxiliador debe protegerse también de los riesgos biológicos que pueda transmitir la víctima tal como enfermedades: Sida, hepatitis, tuberculosis y otras. La protección será dada por i equipo de protección universal, que incluye obligatoriamente guantes de látex desechables; preferiblemente, lentes de seguridad, tapa boca, delantal, y máscara para Resucitación cardiopulmonar (RCP), entre otros.

 

¿Qué pasó?

 

Observando la escena y escuchando a los testigos podemos determinar qué fue lo que sucedió qué posibilidades hay de repetirse el suceso y qué hacer.

 

Número y condición de las víctimas

Primero hay que saber la cantidad y condición de las víctimas para poder ayudarlas en forma eficaz. Así sabremos por ejemplo, qué ayuda se necesita, el número de ambulancias y los organismos requeridos en el sitio.

 

Para atender a numerosas víctimas debemos seguir un orden, haciendo la evaluación primaria de todos, con un máximo de dos minutos para cada uno.

 

2.- EVALUACIÓN PRIMARIA DE LOS LESIONADOS

 

Constituye la primera evaluación del lesionado a través de un proceso ordenado para detectar y controlar los problemas que amenacen la vida a corto plazo, los cuales son los relacionados con la respiración y la circulación sanguínea.

Los pasos para realizar la evaluación primaria son:

 

ü  Verificar el nivel de conciencia.

ü  Abrir vías respiratorias y verificar la respiración

ü  Verificar la Circulación.

 

Verificar el nivel de conciencia

-   Una persona consciente, que nos hable, nos asegura que está respirando y tiene pulso.

-   Para verificar el nivel de concienciase debe estimular a la persona, en su sentido auditivo y tacto, llamándola y palmoteádola.

-   Si la persona está inconsciente, inmediatamente se deberá llamar al servicio de emergencias médicas de la localidad (ambulancias, bomberos, etc.).

-   Si la persona esta consciente, nos presentamos y solicitamos con sentimiento o autorización para la atención.

-   Este consentimiento se considerara implícito en los casos de niños, niñas y adolescentes o personas con un estado mental alterado que no les permita tomar decisiones por si mismo, así como en personas inconscientes.

 

Abrir vías respiratorias y verificar la respiración

-   Si la víctima está inconsciente, debe determinar si está respira adecuadamente. Para ello debe acomodarla en una superficie plana, rígida y en posición boca arriba. El auxiliador se debe colocar al costado derecho de la víctima.

-   Consiste en despejar las vías aéreas superiores de cualquier obstáculo que no permita el libre paso de aire a los pulmones, se hace introduciendo el dedo índice en la boca para retirar objetos y dientes postizos. Para proteger el dedo se colocará algún objeto entre los dientes, por si se cierra la boca.

-   La técnica para verificar la respiración consiste en colocar una mano sobre la frente de la víctima y tratar de inclinarla hacia atrás, mientras que la otra mano se coloca en la barbilla empujando hacia arriba,   apoyándose en el maxilar inferior o quijada (sin oprimir los tejidos blandos). Esta técnica se realiza teniendo cuidado con una posible lesión cervical.

-   La técnica ver -oír -sentir, consiste en inclinarse cerca del lesionado de manera que la cabeza del auxiliador esté cerca de la cara de la víctima de tal forma que con el oído se pueda escuchar el murmullo respiratorio, con la mejilla sentir el flujo de aire y con los ojos ver la expansión de la caja torácica abdominal en cada inhalación.

 

Verificar la circulación

 

Al igual que en la respiración, lo más importante es verificar su presencia y no sus características. Se realiza buscando sentir el pulso, tal como lo veremos más adelante.

 

La evaluación primaria debe observar si la persona tiene respiración y pulso, pues son las funcione vitales más críticas para la sobrevivencia.

 

Existe el sistema ABC de la vida:

 

El ABC (Airway, Breathing, Circulation) de la vida es una terminología de habla inglesa que hemos adaptado a nuestro lenguaje; indica el orden en que debemos proceder en caso de emergencia y nos señala las prioridades con la que debemos proceder.

A: Nos indica que debemos (airway) abrir las vías respiratorias y controlar la respiración, y que el cuerpo humano soporta muy poco tiempo sin oxígeno, por otra parte, debemos considerar que puede existir pulso más no respiración, el caso contrario nunca se presenta. Cuando no encontramos respiración pasaremos al punto B.

 

B. Se estima en general que si el cerebro queda totalmente privado de sangre oxigenada por u período de 4 a 6 minutos, sufrirá daños irreparables.

 

C: Esta letra se refiere a (Breathing o respiración) boca a boca, esta técnica está diseñad para asistir al lesionado para que respire, forzando la respiración por la boca, cuando el socorrista inyecta aire por ella utilizando la suya.

 

D: En ésta nos referimos a la (circulation) circulación, cuando el pulso desaparece, buscamos reponerlo controlando hemorragias, pero cuando ocurre el paro cardíaco y hay ausencia de la respiración y del pulso recurrimos al procedimiento de respiración y circulación artificial que se conoce como RCP.

 

Este sistema de verificación ABC en inglés, se traduce como:

 

-   Abrir vías

-   Verificar la respiración

-   Verificar la circulación

 

3.- PEDIR AYUDA

- Consiste en alertar a los servicios de emergencia como: servicios de emergencias médicas, policía, bomberos o alguien con la capacidad y el deseo de ayudar.

- En Venezuela, a nivel nacional, el número único de emergencias es 171.

- Cuando alerte a los sistemas de emergencia esté preparado para suministrar la información básica que le será solicitada:

* Que pasó.

* Dirección exacta y punto de referencia.

* Número de teléfono.

* Nombre del que llama.

* Cantidad y condiciones de las víctimas.

* Ayuda que se está presentando.

 

4.- EVALUACIÓN SECUNDARIA DE LOS LESIONADOS

 

Consiste en evaluar a la víctima cuidadosa y ordenadamente para buscar lesiones u otros problemas que no constituyen una amenaza inmediata contra la vida, y/o que no son visibles, pe pudieran causar problemas si no se tratan a tiempo.

 

Esta evaluación se realiza en tres pasos:

 

v Entrevista

v Signos vítales

v Examen físico de cabeza a pies.

v Entrevista

 

4.1.  ENTREVISTA

-   Es el proceso de recabar la información de la víctima, acompañantes o de los testigos que la ayudar a atender la emergencia.

-   La comunicación constante con la víctima permite conocer su condición, mientras que simultáneamente, se le informa las acciones a realizar, la forma, el motivo por el que se realiza, si es procedente, la respuesta que se puede esperar de él. Todo esto forma parte poyo emocional que se brinda a la víctima como parte integral de la atención.

-   Con este proceso, se debe obtener información del historial médico de la víctima, como: enfermedades previas, alergias, medicamentos que toma actualmente (o que suspendió su uso recientemente), información que puede ser importante (alimentos ingeridos, fechas o datos, fecha de última menstruación), que pasó inmediatamente antes del accidente, etc.

-   Se debe recabar la información referente a la queja actual tal como: ubicación del dolor, do comenzó, cómo comenzó, si se irradia o es localizado, que tan fuerte es, si disminuye al cambiar la posición; si le ha sucedido antes, etc.

-   Identifique la queja principal de la víctima, que en ocasiones estará asociada a una lesión, pero que en otras ocasiones puede venir acompañada de lesiones "menos llamativas" que podrían tener una mayor importancia.

 

4.2.-MEDIR LOS SIGNOS VITALES (según lo visto en el capitulo anterior).

 

4.3.- EXAMEN FÍSICO DE CABEZA A PIES

 

Consiste en la evaluación de todo el cuerpo del lesionado, haciendo uso de nuestros sentidos, para buscar lesiones o signos de ellos, como: inflamación, deformidad, sangrado, heridas, dolores, otros.

 

Si recordamos en la evaluación primaria, se deben tratar o atender las condiciones que amenacen la vida en el momento que se encuentran. En la evaluación secundaria por el contrario, como se buscan lesiones que no amenacen la vida a corto plazo, el tratamiento a éstas comienza luego de que el examen físico se ha completado.

Antes de comenzar se debe explicar a la víctima lo que usted va a hacer y para qué. La comunicación con la víctima es muy importante, parte de la entrevista continúa mientras se realiza este examen.

 

Este examen debe realizarse de manera sistemática y organizada para no pasar por alto partes ni aspectos que pueden ser importantes. Se inicia por la cabeza hacia abajo, incluyendo todas las partes del cuerpo, fijando la atención en la parte sospechosa si hubiera alguna señal de probable localización de una herida, como dolor, deformidad, ropa rota o desgarrada, con sangre y otras.

 

De toda persona que haya sido víctima de un trauma debe sospecharse una lesión en la columna vertebral, por lo cual deberá ser inmovilizada, especialmente su cuello. NO la mueva | menos que exista un riesgo inminente a la vida. Pida y espere ayuda especializada.

 

5.- APLICAR PRIMEROS AUXILIOS

 

Este paso se debe hacer de acuerdo a los resultados obtenidos de la evaluación secundaría. Aquí se aplicarán todas las técnicas básicas descritas en los siguientes temas.

 

6.- TRASLADO A UN CENTRO ASISTENCIAL

 

Es muy importante este paso ya que en ocasiones la magnitud de las lesiones obligará a q el traslado se efectúe en una ambulancia, pero en otras, será viable el traslado en un vehículo particular u otro medio de transporte disponible.

 

Antes de trasladar a un paciente al centro asistencial se debe estabilizar, esto es, asegurar su respiración y pulso, controlar hemorragias, atender heridas o quemaduras, inmovilizar fracturas y otros.

 

Sin importar cuál medio sea usado para transportar un lesionado, éste debe cumplir con los siguientes requisitos:

a)  Cómodo: usando el método más adecuado de acuerdo a las necesidades, situación y disponibilidad. Ejemplo, una persona con lesión de columna vertebral no puede ser trasladada en un vehículo particular pero si la lesión es en una mano si se puede.

b)  Seguro: respetando las normas de tránsito y seguridad. Ejemplo, accidentes de tránsito de ambulancias o vehículos trasladando heridos.

c)  Eficaz: sin agravar o complicar las lesiones de las víctimas.

 

No debemos recoger un lesionado, trasladar un moribundo y entregar un cadáver

 

6.- HERIDAS

Una herida es la falta de continuidad o ruptura de la piel u otro tejido blandos ocasionada generalmente por un factor externo.

Si no se tratan, éstas pueden conducir al shock y luego a la muerte.

 

Cerrada: una lesión interna donde la piel no está rota; causada esencialmente por un impacto de un objeto romo (sin filo). La extensión de la lesión puede ir desde un simple hematoma hasta la ruptura de órganos.

 

Abierta: la piel está lesionada, puede pasar de una simple herida superficial (excoriación) hasta una herida que ocasiona daños a otros tejidos (vasos sanguíneos, nervios, órganos y otros), además puede generar infecciones como resultado de la contaminación, que complican la condición de la víctima y su posterior rehabilitación.

 

Tipos

Punzantes: producidas por objetos con punta (tijera, clavo, punzón); dejan un orificio oval o redondo poco sangrante.

Punzó-penetrante: son aquéllas que lesionan órganos o vasos grandes.

Cortantes: son aquéllas que sus bordes son iguales y precisos hechas con objetos cortantes: cuchillos, navajas, machetes, etc.

Lacerante: la piel sufre desgarros en forma irregular.

Contusa: inflamación, edema.

Abrasivas (excoriaciones): perdida superficial de la piel (son los llamados raspones) resultan son muy fáciles de infectar.

 

TRATAMIENTO GENERAL

1. Chequear la presencia de respiración y pulso de ser necesario, iniciar las técnicas de reanimación cardio-pulmonar-cerebral.

2. Evaluar el tipo de herida.

3. Detener rápidamente el sangramiento.

4. Tratar la herida y protegerla.

5. Prevenir el estado de shock

6. Trasladar al lesionado al centro asistencial más cercano.

7. Aplicar protección antitetánica.

8. Si hay objeto incrustado, no retirarlo, sino inmovilizarlo con la parte afectada.

 

LIMPIEZA Y PROTECCIÓN DE LA HERIDA

-   Limpiar las heridas y zonas circunvecinas con agua estéril y jabón antiséptico, y en forma circular siempre de adentro hacia fuera.

-   Limpiar y secar con gasa, nunca con algodón.

-   Si son heridas superficiales aplicar algún cicatrizante.

-   Colocar un apósito o cura compresiva en heridas profundas.

-   Inmovilizar, si es necesario (en caso de existir alguna complicación como fractura u objetos extraños).

 

TRATAMIENTO DE HERIDAS ABIERTAS

En cualquier circunstancia en la que se produce una herida aplique tratamiento de urgencia. Recuerde que antes se debe controlar la hemorragia. Actúe de acuerdo a los principios de acción de emergencia.

 

Recuerde su protección universal: guantes de látex

El objetivo básico de la atención de las heridas es el prevenir la infección, y reducir el dolor, para ello trate la herida cumpliendo con los siguientes pasos:

 

1. Limpie la herida: hágalo en forma semicircular desde el borde de la herida hacia fuera. En condiciones ideales se usa solución o agua esterilizada con jabón antiséptico; si no se dispone de ellos, podemos sustituirlo con abundante agua y jabón azul u otro jabón neutro.

 

No extraiga ningún objeto incrustado, ya que esto podría empeorar la condición de la víctima, Fíjelo firmemente para evitar su movimiento y traslade a la víctima al centro asistencial.

 

Cuando se atiendan heridas que contengan órganos o estructuras corporales fuera del organismo o de su ubicación natural, proteja estos órganos para evitar su contaminación. Nunca trate de recolocarlos en su posición original ni los manipule, inmovilícelos y procure un pronto traslado a un centro asistencial.

 

2. Coloque apósitos: cualquier material estéril que se pueda utilizar para controlar hemorragias y prevenir la contaminación (gasa, toallas sanitarias u otro). En caso de que tenga que improvisar, utilice pañuelos, trapos que estén limpios o cualquier otro material similar. Evite usar materiales que se disuelvan como el papel, o que dejen residuos, como el algodón.

3. Fije el apósito con vendajes: el vendaje es todo elemento de tela o similar que se coloca a una zona lesionada con la finalidad de fijar el apósito (vendas de gasa, vendajes triangulares, tiras de cinta adhesiva u otro).

 

LO QUE NUNCA DEBEMOS HACER

-   Aplicar barro, café, kerosene, ramas, etc.

-   Lavar con alcohol, agua sucia o no estéril, etc.

-   Aplicar ungüentos, cremas, etc.

-   Explorar la herida o abrirla.

-   Retirar el objeto extraño, de tenerlo incrustado.

 

HERIDAS QUE REQUIEREN ATENCIÓN ESPECIAL

 

A. Mordeduras de animales: tratar de identificar el animal si es posible, aplicar tratamiento, lavado y protección. Prevenir el estado de shock y trasladar el lesionado al centro asistencial más cercano de inmediato.

B.   Heridas en tórax: aplique de inmediato presión directa sobre la herida, coloque al lesionado en posición semi-sentado, inicie de inmediato las maniobras de reanimación cardiopulmonar si es necesario, evalué los signos vitales, prevenga el estado de shock y traslade de inmediato al centro asistencial más cercano.

C.   Heridas en abdomen: evisceración, es decir, exposición de viseras. Coloque a la víctima en posición acostada, cubra la herida con un apósito o tela limpia y húmeda con agua hervida o estéril, Prevenga el estado de shock. Traslade al lesionado en posición acostado y con las piernas flexionadas al centro asistencial más cercano.

 

D.   Amputación traumática: detenga el sangramiento, prevenga el estado de shock, evalué los signos vitales, recoja los extremos amputados y colóquelos sobre una gasa estéril e introdúzcalos en una bolsa plástica, coloque la primera bolsa en una segunda que contengan suficiente hielo, debe estar sellada, traslade a la víctima y partes amputadas al centro asistencial más cercano, lo más rápido posible.

 

7.- HEMORRAGIAS

 

Una hemorragia es la pérdida abundante de sangre que sale de sus conductos naturales, generalmente ocasionada por una herida.

 

Falta de oxígeno a los órganos vitales.

Baja en la presión arterial.

Producen   Aumento de la frecuencia del corazón. Pulso rápido y débil.

Piel fría y pálida.

Shock

 

TIPOS DE HEMORRAGIAS

Hay varios tipos de hemorragias, dependen del vaso sanguíneo lesionado:

-   Arterial: de una arteria, la sangre es roja y brillante, sale con fuerza, en un chorro pulsátil (intermitente). Son las más peligrosas.

-   Venosa: de una vena, sangre roja oscura, sale suavemente y continua.

-   Capilar, lenta, descrita como brotando de la herida, en gotas, sangre roja pero no tan brillante como la arterial.

-   Hemorragias internas: no se observa el sangra-miento a simple vista ya que ésta queda oculta dentro del mismo cuerpo, por lo que usted sólo podrá sospechar de ésta por algunos de sus signos y síntomas:

Son causadas por traumatismos cerrados (en abdomen generalmente), enfermedades como úlceras sangrantes y otros.

 

El tratamiento de una posible hemorragia interna se centrará en la atención del shock, vigilar signos vitales y trasladar de inmediato a un centro asistencial.

-   Hemorragias externas: la sangre brota directamente del vaso sanguíneo hacia afuera del cuerpo, generalmente como resultado de una herida abierta.

 

v   Signos y síntomas de shock.

v   Hematomas.

v   Endurecimiento en el abdomen.

v   Salida de sangre por orificio; corporales (ejemplo: nariz, oídos, recto).

v   Vomito o tos con sangre.

v   Orina o heces con sangre

 

CONTROL DE HEMORRAGIAS EXTERNAS

 

Una hemorragia externa se debe controlar rápidamente, para ello mantenga la calma, revise zona afectada y use su protección universal, ya que se corren grandes riesgos de contraer enfermedades infecto-contagiosas.

 

Use las siguientes técnicas

 

a) Presión directa

Es el medio más rápido y efectivo. Consiste en presionar sobre la herida directamente. Use un apósito o gasa estéril sobre el lugar donde brota la sangre y un vendaje compresivo sobre la herida.

 

Nunca cambie un apósito que se encuentre empapado de sangre, pues tendrá que suspender la presión sobre la herida. Aplique una nueva gasa sobre la primera, y fije ambas en forma conveniente. Repita cuan-tas veces sea necesario.

 

b) Elevación de la extremidad

Eleve la extremidad lesionada mientras aplica presión directa sobre la herida, el efecto de gravedad ayuda a reducir la presión de la sangre en el área afectada y de este modo ayuda a controlar la hemorragia. No puede hacerlo si existe fractura.

 

c) Puntos de presión

Si el sangrado no se detiene con la presión directa y la elevación de la extremidad, usted deberá hacer presión sobre la arteria que irriga sangre al área afectada, oprimiéndola contra el hueso, mientras mantiene de forma simultánea las técnicas anteriores.

 

De todos los puntos de presión que existen en el cuerpo humano, entre los que ofrecen mayor eficacia se encuentran las arterias humeral y femoral.

 

d)  Torniquete

Sólo deberá emplearse como último recurso para detener una hemorragia severa o profusa no controlada, que significa un peligro de muerte para la víctima y que no pudo ser controlada por otro medio. Aun en estos casos se aplicará con plena conciencia de que puede significar la pérdida de la extremidad de la víctima pero que es necesario para salvar su vida.

 

Una vez que el torniquete ha sido aplicado, el cuidado médico es imperioso. Anote la hora de aplicación.

 

Técnica para realizar un torniquete

 

1. Use una tela u otro material no elástico de 7 a 10 cm de ancho aproximadamente.

2. Rodee dos veces la extremidad y haga un nudo.

3. Coloque una varilla y sujétela con un nudo cuadrado.

4. Gire la varilla hasta que el sangrado se detenga y fíjelo en dicho lugar.

5. Coloque las iníciales TQ y la hora en que fue aplicado en un lugar visible de la víctima (por ejemplo la frente del paciente), de manera que el personal médico en el centro asistencial pueda disponer de esta información de forma rápida y fiable y así determinar las pautas del tratamiento.

6. Ubique el torniquete aproximadamente 5 cm por arriba de la herida.

7. Trate el shock.

8. Traslade rápidamente la víctima a un centro asistencial.

 

8.- CONTROL DE HEMORRAGIAS INTERNAS

ü Mantenga acostado al lesionado.

ü Obtenga asistencia médica de inmediato. Movilícelo con sumo cuidado.

ü No suministre ningún tipo de líquido por vía oral.

ü Vigile los signos vitales.

ü Prevenga o trate el shock.

 

LAS QUEMADURAS

Son lesiones de los tejidos producidas por contacto térmico, físico, químico, o radiactivo, que ocasionan destrucción celular, edema (inflamación) y pérdida de líquido por destrucción de los vasos sanguíneos. En la mayoría de las ocasiones producen una salida de líquido transparente parecido al agua. Pueden pasar desde un enrojecimiento de poca importancia hasta lesiones severas (calcinamiento).

 

La piel: es el más grande órgano del cuerpo; contiene dos capas, la epidermis y la dermis. La epidermis es la capa más extrema y que forma la cubierta protectora. La dermis es la capa más gruesa e interna, ella contiene los vasos sanguíneos, terminaciones nerviosas, glándulas sebáceas y sudoríparas, folículos del pelo. Cuando esta se destruye, también se destruyen las terminaciones nerviosas que le permite a la persona sentir el dolor, la temperatura y las sensaciones táctiles.

 

La función más importante de la piel es la de actuar como una barrera contra las infecciones, también evita la pérdida de fluidos y previene la deshidratación, ayuda a regular la temperatura y tiene efecto cosmético.

Cuando la piel se quema, estas funciones se alteran o se pierden completamente. Motivado a la importancia de la piel, está claro que una quemadura puede ser amenazante a la vida.

 

AGENTES CAUSALES DE QUEMADURAS

 

Térmicos: (frío o calor): son bebidas a fuentes externas de calor o frío que elevan o bajan la temperatura de la piel y los tejidos, y provocan la muerte o carbonización de las células de los tejidos.

Químicos: se producen cuando sustancias químicas, ácidos o álcalis fuertes, entran en contacto con la piel o los ojos produciendo cambios similares a los que ocurren por calor.

Electricidad: son las quemaduras provocadas por corriente eléctrica.

Radiación: son las generadas debido a la exposición prolongada a los rayos ultravioleta emitidos por el Sol o a otras fuentes de radiación como los rayos X. La insolación es el típico ejemplo de esta quemadura.

 

CLASIFICACIÓN DE LAS QUEMADURAS

Según las capas de la piel que han sido afectadas o destruidas.

 

Quemadura de primer grado

Afecta únicamente la capa superficial de la piel (epidermis). Son aquéllas que resultan de una excesiva exposición al Sol, contactos ligeros con objetos calientes, agua caliente o vapor de agua, produciendo un enrojecimiento que se presenta después de un lapso de tiempo variable.

 

Signos

v  Enrojecimiento o decoloración de la piel.

v  Ardor y dolor al tacto o al roce.

v  Ligero edema de la piel.

v  Aumento de la temperatura corporal.

 

 

Quemadura de segundo grado

 

Son lesiones más profundas que afectan la epidermis y la dermis (segunda capa de la piel). Se caracterizan por la aparición de ampollas y suele haber un grado moderado de inflamación que puede extenderse a zonas corporales no quemadas.

 

Signos

 

v Enrojecimiento, dolor fuerte y ardor.

v Aparición de ampollas (flictenas).

v Edema considerable por varios días.

v Cicatrización lenta de (25 a 40 días).

 

Quemaduras de tercer grado

 

Son lesiones más graves que destruyen todas las capas de la piel, (epidermis y dermis), pudiendo llegar a tejidos profundos como órganos, músculos y huesos. Producen inflamación considerable en las zonas quemadas y alrededor de ellas y una coloración blanca a negra. No hay dolor (insensibilidad) en la zona afectada, pero si en su periferia.

 

Signos

v Shock hipovolémico, deshidratación severa.

v No hay dolor.

v Taquicardia.

v Hipotensión.

v Escalofríos.

v Destrucción profunda del tejido.

v Escara, placa blanca, parda o negra (Piel Carbonizada).

v Insensibilidad.

v Amerita injertos.

v Su caracterización es en meses o años.

 

SEGÚN SU EXTENSIÓN

 

REGLA DE LOS NUEVE: consiste en una división corporal en porcentaje de acuerdo a la gravedad que presenta una quemadura en un área. Se distribuye así:

 

VALORACIÓN DE UNA QUEMADURA

 

El pronóstico de una quemadura está en función de las variables: superficie afectada, profundidad, ubicación de la quemadura, edad, estado de salud de la persona. Se tornará más crítica en DS y ancianos.

 

Se considerarán graves todas las quemaduras que:

v Involucren una gran área de superficie corporal quemada.

v Sean de tercer grado, independientemente de su extensión

v Todas las ocurridas a niños o ancianos.

v Las que afecten las vías respiratorias.

v Cuando se involucre las áreas de la cara, las manos, los pies, la ingle, los glúteos o una articulación importante.

 

FIEROS AUXILIOS PARA QUEMADURAS

 

La administración de los primeros auxilios antes de recibir ayuda médica profesional puede disminuir la severidad de la quemadura, y la atención médica oportuna, en los casos de quema-3 graves, puede ayudar a la cicatrización, y evitar incapacidad y deformaciones.

 

Actúe de acuerdo a los principios de atención de emergencia y use la protección universal.

 

Las normas generales para la atención de quemaduras son:

 

-   verifique que el lugar donde se produjo el hecho sea seguro para usted y para la víctima.

-   Pida ayuda.

-   Tranquilice a la víctima.

-   Valore el tipo de quemadura y el grado.

-   No arranque la tela pegada en el área quemada.

-   Enfrié el área quemada durante varios minutos, aplicando agua limpia a temperatura ambiente sobre la lesión. No use hielo sobre la zona quemada.

-   No pincheo rompa las flictenas o ampollas.

-   No aplique pomadas o ungüentos.

-   Cubra el área afectada con un apósito o tela limpia húmeda y fíjela con una venda floja.

-   Controle la respiración y el pulso. Esté preparado para aplicar RCP., si es necesario.

-   Prevenga o trate el shock.

-   traslade a la víctima a un centro asistencial.

 

Primeros auxilios para quemaduras químicas

Aplique el tratamiento general para las quemaduras.

ü  Lave con abundante agua, durante unos veinte minutos, para diluir la concentración del químico.

ü  Retire todas las ropas, las joyas o prendas impregnadas del químico.

ü  Cubra la quemadura con una venda estéril o un paño limpio.

ü  Lave los ojos con abundante agua, si éstos fueron afectados. Cúbralos con apósitos.

ü  Evite o trate el shock.

 

Primeros auxilios para quemaduras eléctricas

En el tratamiento de quemaduras eléctricas se procede de la misma forma general, teniendo especial cuidado con cortar el fluido eléctrico antes de atender a la víctima.

 

ü  Retire el agente causal.

ü  Proteja heridas con apósitos.

ü  Monitoree y registre los signos vitales. Administre RCP., si fuese necesario.

ü  Evite o trate el shock.

 

9.- FRACTURAS

 

Una fractura es la pérdida de continuidad o ruptura en la estructura de un hueso, causada principalmente por traumas, es decir, un impacto fuerte. Las fracturas pueden venir acompañadas por el daño de músculos, nervios o vasos sanguíneos circundantes. Se clasifican en:

 

Fractura cerrada: cuando se parte el hueso y no se rompe la piel esto es, permanece oculta la estructura ósea. Esta puede ocasionar daños a los tejidos blandos.

 

Fractura abierta: cuando se rompe el hueso y sale al exterior, se hace visible la estructura ósea. En ésta, se lesionan los tejidos blandos desde el sitio de la fractura hasta la piel, creándose una herida que se puede contaminar fácilmente.

 

Signos y síntomas de las fracturas

 

Dolor: a menudo severo y constante, los tejidos por encima de la fractura estarán muy sensibles.

 

Deformidad: en el área afectada se presenta una diferencia en cuanto al tamaño y forma en relación a la referencia anatómica normal de nuestro cuerpo, pudiéndose observar un acortamiento o angulación.

 

Edema: es una inflamación que se inicia poco después de ocurrida la lesión en el área afectada.

 

Hematoma: enrojecimiento o coloración morada de la piel como resultado de la acumulación de la sangre en los tejidos, ocurre después de haberse fracturado el hueso.

 

Incapacidad funcional: incapacidad para mover la extremidad o parte de la misma. Serán posibles algunos movimientos pero producirán un dolor intenso.

 

Shock: consiste en la alteración del estado de conciencia aunado a los síntomas del shock.

 

Primeros auxilios en caso de fracturas

La atención de una fractura está orientada a preservar la vida, disminuir el dolor, evitar lesiones adicionales y prevenir el shock; para ello se debe:

 

1.  Evitar enderezar las fracturas.

2.  Inmovilizar las articulaciones próximas al hueso fracturado. Utilice una férula o fabrique un entablillado con algún objeto largo, rígido, ligero. Es la regla de oro para la atención de una fractura.

3.  En caso de fractura abierta, controlar la hemorragia, proteger el hueso con apósito estéril y fijar con vendaje.

4.  Trasladar a un centro asistencial.

5.  En caso de fractura de cráneo o columna, debe mantener el mismo procedimiento.

 

Sospeche de lesión en la columna vertebral en víctimas con un traumatismo fuerte. En accidentes de tránsito dude de lesión en la región cervical motivado por el efecto "latigazo". En todo anciano víctima de un traumatismo sospeche de fractura de fémur.

 

     Si sospecha de fractura de cualquier hueso del cuerpo, siempre acuda a un centro asistencial, donde la atención médica y el estudio radiológico determinarán la veracidad de sus sospechas.

 

La mayoría de las lesiones en el hueso son fracturas, aunque en las lesiones serias de las articulaciones podemos encontrar:

 

Luxaciones: es cuando un extremo de una articulación se rota o gira, se desplaza fuera de lugar y los ligamentos que sostienen la articulación están tos o alargados. Si una articulación recibe demasiada presión, los huesos le se encuentran en ella pueden desconectarse o dislocarse. La articulación deja de funcionar. El hueso desplazado a menudo forma una hinchazón, una prominencia, una depresión que normalmente no está presente.

 

Esguinces: se originan cuando se lastiman los tejidos (músculos y tendones) e están bajo la piel, por estirar o forzar en exceso los ligamentos, cuando articulación sufre un golpe o una torsión forzada. La sangre y los fluidos filtran a través de los vasos sanguíneos desgarrados ocasionando inflamación y dolor en el área de la lesión, los movimientos son posibles, pero dolorosos. Los tipos de esguinces son:

 

1° grado: inflamación leve de un maléolo (tobillo).

2° grado: inflamación en los dos maléolos (tobillos).

3° grado: inflamación y hematoma en ambos maléolos (tobillos).

 

Un esguince complejo puede incluir una fractura o luxación de los huesos de la articulación. Las articulaciones que se lastiman con más facilidad son las que se encuentran en el tobillo, codo, la rodilla, la muñeca y los dedos.

 

Desgarre muscular: un desgarro muscular ocurre cuando los músculos o tendones se estiran y se desgarran o rompen. Las distensiones a menudo son causadas al levantar algo pesado o al forzar demasiado un músculo.

 

10.-INMOVILIZACIÓN

 

Es la acción que se realiza con el fin de impedir el movimiento de una parte del cuerpo. Esto se puede lograr a través de diferentes elementos o técnicas. Una buena inmovilización ayudará en la disminución del dolor, impedir un agravamiento de la lesión y a la estabilización de la víctima.

 

Técnicas para la inmovilización

1. Vendajes

2. Férulas y entablillado.

3. Otros equipos especiales

 

1. Vendajes

Uso de una tela blanda o similar que se fija a una zona lesionada del cuerpo, a fin de: proteger, comprimir o inmovilizar.

Clasificación según su uso:

1. Vendaje protector.

2. Vendaje compresivo.

3. Vendaje inmovilizador.

4. Vendaje mixto.

 

Clasificación según su forma:

1. Circular o básico.

2. Espiral.

3. Cruzado.

4. Tipo B.

 

Reglas:

Un buen vendaje es aquel:

-   Necesario y suficiente

-   Fácil de aplicar y retirar

-   Cómodo e indoloro

-   Permite la movilidad

-   Comenzar y terminar con un vendaje circular

-   No tapar las uñas cuando se haga vendaje de las extremidades superiores e inferiores.

 

2.- Férulas entablilladas

 

Son instrumentos o dispositivos rectos, rígidos, y preferiblemente planos que sirven para contener y sujetar brazos, piernas o troncos, impidiendo su movilidad, cuando se sospecha o hay fractura. Se suele colocar con vendas.

Para que sean efectivas, deben:

ü Ser tan ancha como el miembro.

ü Abarcar más allá de las articulaciones vecinas, situadas por arriba y abajo del hueso roto.

ü Estar acolchadas en el área que tiene contacto con el miembro lesionado.

ü Amarrarse para fijarlas, sin apretarlas.

Clasificación

Férulas rígidas

Férulas blandas

 

Improvisadas de Férulas

-   Con palos y madera.

-   Con tubos

-   Con ropa

-   Con zapatos

-   Con periódicos y revistas.

- Con almohadas y cobijas

- Cualquier objeto rígido.

 

REGLAS PARA REALIZAR UNA BUENA INMOVILIZACIÓN

1.  Verificar los pulsos por arriba y por debajo de la lesión (Proximales y Dístales), antes y después de la inmovilización.

2.  Estudiar la forma de la extremidad, inmovilizar en la misma forma que se encuentre.

3.  Inmovilizar, por lo menos, las articulaciones proximales y dístales (por arriba y por abajo de la lesión.

4.  Realizar con materiales anchos (de al menos 5 cm) los amarres.

5.  Los vendajes o amarres no deben restringir el flujo sanguíneo.

6.  Evitar amarres sobre el sitio donde se sospeche la lesión. Las ataduras deben ubicahacia un lado, en lugares donde no maltrate al lesionado.

7.  No mover la región afectada o realizarlo lo menos posible para colocar la inmovilización.

8.  Asegurar primero los amarres de los extremos de la férula y luego los centrales.

 

11. -SHOCK

 

El shock es la respuesta del organismo a la falta o insuficiencia de la circulación sanguínea, lo que produce una disminución del oxígeno en el cerebro y órganos vitales. Es una condición grave ocasionada en el momento que el sistema cardiovascular no puede suministrar suficiente sangre al cuerpo, usualmente asociado con presión sanguínea muy baja, y daños en las células o tejidos.

 

El shock puede originarse a través de factores como: hemorragias, deshidratación, problemas con el corazón, infecciones, reacciones alérgicas, lesiones respiratorias, envenenamiento, hemorragia cerebral, vómitos, emociones fuertes, dolor, otros.

 

El shock es una condición que puede ser mortal por tanto requiere de tratamiento médico inmediato. Algunas emergencias médicas pueden ir acompañadas de cierto grado de shock. El shock puede empeorar rápidamente, por lo que se debe estar preparado para actuar.

 

Signos y síntomas del shock

 

-   Respiración rápida o lenta.

-   Dolor en el pecho.

-   Dificultad para respirar, respiraciones poco profundas.

-   Pulso rápido y débil.

-   Presión arterial baja.

-   Temperatura baja.

-   Piel pálida, fría, húmeda y pegajosa.

-   Debilidad general.

-   Sed.

-   Temblor, vértigo, adormecimiento de las extremidades.

-   Mareo, nauseas y vómito.

-   Alteración del estado de conciencia, inconsciencia, confusión.

-   Ansiedad, nerviosismo.

-   Sensación de vacío en la boca del estómago.

-   Disminución o ausencia de orina.

 

A medida que va avanzando el estado de shock, el lesionado se vuelve apático e insensible, con DJOS hundidos, expresión vaga, pupilas dilatadas, presión sanguínea y temperatura en disminución, entre otras. Si no es atendido puede perder el conocimiento.

 

TRATAMIENTO DE URGENCIA DEL SHOCK

El shock requiere de tratamiento médico inmediato para prevenir daños a órganos vitales y tejidos, por lo tanto requiere traslado inmediato, pero como es mortal, debe iniciarse el tratamiento, mientras se trata de determinar las causas del shock.

 

Los objetivos del tratamiento son mejorar la circulación, la oxigenación, mantener la temperatura ' la hidratación.

 

Actúe según los principios de acción de emergencia.

 

1. Monitoree permanentemente los signos vitales, especialmente la espiración y pulso.

2. Mantenga el calor corporal: abrigar al paciente pero sin sobrecalentar porque puede agravar su estado. Coloque una frazada por debajo del paciente ara impedir la pérdida de calor por el contacto directo con el suelo.

3. Coloque en posición anti shock: acueste al paciente en posición horizontal boca arriba y leve sus extremidades inferiores aproximadamente de 30 a 40 cm., con la finalidad de que aumente el flujo sanguíneo al corazón y cerebro para mejorar de este modo la circulación y la oxigenación. No es recomendable utilizar esta técnica cuando existan lesiones en la cabeza tórax casos en los cuales se recomienda disminuir la presión. No eleve las extremidades si sospecha de fractura de pelvis o de las extremidades. Vigile si la persona vomita, en cuyo caso gírela para poder mantener abiertas las vías aéreas y evitar una bronco aspiración.

Si la persona está inconsciente acuéstela sobre un costado del cuerpo.

 

4. De apoyo psicoemocional: háblele al paciente con amabilidad, esto le permitirá calmarla establecerá un estado de confianza entre los dos facilitando la ayuda. Estar tranquilo(a) mejora su estado.

5. Afloje las prendas de vestir que estén apretadas o le ajusten como: corbatas, correas, brassier u otros, con la finalidad de que haya una mejor circulación y por ende una mejor oxigenación. No suministre líquido.

6. Evite los movimientos innecesarios en el lesionado

7. Traslade a un centro asistencial: de acuerdo a la posición más cómoda o conveniente parapaciente, monitoree y registre los signos vitales para entregar la información al personal médico.

 

12.-INTOXICACIONES

 

Sustancias tóxicas: conocidas también como toxinas, son sustancias que transforman la salud causa la muerte por su acción química, al ingresar en el organismo o entrar en contacto con la piel.

 

Sustancias tóxicas ingeridas: la intoxicación por ingestión se produce cuando una persona traga una sustancia tóxica.

 

La mayoría de las sustancias tóxicas tienen poco efecto tóxico o se ingieren en cantidades tan pequeñas que rara vez se produce una intoxicación grave. Sin embargo, siempre existe la posibilidad de una intoxicación grave o fatal.

 

¿Cómo reconocer una intoxicación por ingestión?

 

Los signos de una intoxicación por ingestión son:

 

ü  Dolor y cólicos abdominales.

ü  Náusea o vómitos.

ü  Diarrea.

ü  Quemaduras, hedor o manchas alrededor y en el interior de la boca.

ü  Letargo o falta cíe respuesta.

ü  Recipiente de la sustancia tóxica cerca.

 

Tratamiento de las intoxicaciones por ingestión

1. Determine lo siguiente:

ü  La edad y el tamaño de la víctima.

ü  Qué ingirió, si es posible saberlo, puesto que generalmente el recipiente queda cerca del suceso si es así, lea la etiqueta y tome muestra del vómito para analizarlo.

ü  Cuánto ingirió (por ejemplo, una docena de comprimidos).

ü  Aproximadamente el tiempo de ingestión.

 

2. En el caso que la persona afectada responda, llame al centro de intoxicación local. La mayoría Je las intoxicaciones se pueden tratar siguiendo instrucciones médicas o en su defecto traslado inmediato a un centro asistencial.

3. En el caso que el afectado no responda, abra la vía aérea verifique la respiración y trate según corresponda el caso. Llame al servicio de emergencias local.

4. En el caso que respire colóquela en posición de recuperación sobre el costado izquierdo, para demorar la absorción de la sustancia tóxica y evitar que aspire el vómito hacia el interior de lo pulmones.

 

Atención NO administre agua o leche para diluir sustancias químicas, a menos que así lo indique un centro de control de intoxicaciones

 

 

 

Cómo reconocer la intoxicación por alcohol

 

En ocasiones es difícil ayudar a una persona intoxicada por alcohol porque se vuelve hostil o combativa. Su estado puede ser muy grave e incluso llegar a ser fatal. Si bien los siguientes son signos de una intoxicación por alcohol, alguno también puede indicar una lesión o enfermedad diferente como diabetes:

 

ü  Hedor de alcohol en el aliento o en la ropa de la persona.

ü  Inestabilidad, marcha tambaleante.

ü  Confusión.

ü  Habla farfullada.

ü  Náuseas y vómitos.

ü  Cara demacrada.

 

Atención de una intoxicación por alcohol

 

Para tratar una intoxicación por alcohol haga lo siguiente:

ü  Controle la respiración.

ü  Verifique si hay lesiones.

ü  Coloque a la víctima en la posición de recuperación.

ü  Llame al centro de control de intoxicaciones para pedir ayuda.

ü  Si la víctima se pone agresiva aléjese y llame al número de emergencia local.

 

13.- REANIMACIÓN CARDIO PULMONAR

La Reanimación Cardio-Pulmonar, conocida también como RCP, es una de las técnicas m usadas y de vital importancia en los primeros auxilios, que ha ayudado a salvar cantidades vidas. Forman parte del soporte básico de vida, o secuencia de acciones que se toman durar los primeros minutos de una emergencia y que son críticas para la sobre- vivencia.

 

Emergencia espiratoria: cuando la respiración está completamente ausente o es claramente inadecuada para mantener una efectiva oxigenación y ventilación.

 

Una emergencia respiratoria que no tenga su origen en un paro cardíaco puede ser el resultado de un número de causas tales como: inmersión, obstrucción de la vía aérea por cuerpo extraño (OVACE), inhalación de humo, edema de glotis, sobredosis de drogas, electrocución, sofocación y lesiones, entre otros.

 

Emergencia cardiaca: es cualquier trastorno en el cual la función de bombeo de sangre del corazón es inadecuado o inexistente, como son el infarto al miocardio y el paro cardíaco entre otros.

 

PASOS PARA LA RCP

 

1. Establecer el nivel de conciencia

 

Debe determinarse si la escena es segura y verificar el nivel de conciencia de la víctima y sus potenciales lesiones (como lo establecen los Principios de acción de emergencias). Si está inconsciente, llame al servicio de emergencias o pida a otra persona que lo haga, y comience con la evaluación primaria.

 

2. Abra las vías aéreas

Como se dijo anteriormente, en la evaluación primaria debe observarse inmediatamente si la persona tiene respiración y pulso. Técnica ABC:

ü  Abrir vías

ü  Verificar la respiración

ü  Verificar la circulación

 

Si la víctima está inconsciente, debe determinar si respira adecuadamente. Para ello debe acomodarla en una superficie plana, rígida y en posición boca arriba.

 

     El socorrista debe ubicarse al costado derecho de la víctima, listo para realizar las compresiones torácicas y las ventilaciones de rescate, de ser necesario.

 

     Abra la vía aérea realizando la maniobra de hiperextensión, cuidadosamente.

 

     Remueva cualquier material extraño o vómito que se observe en la boca. Saque líquidos de la boca con los dedos índices y medio, de la mano enguantada (utilizando protección universal).

 

3.- RESPIRACIÓN

 

La respiración se debe valorar para determinar si está ausente o es inadecuada. Para evaluarla, se usará la técnica del VOS, esto es: Ver, Oír, Sentir.

 

La mayoría de víctimas de un paro respiratorio o cardíaco no tendrán señales de respiración. Otras víctimas, harán un esfuerzo aparente de respirar con obstrucción de las vías aéreas superiores, ello probablemente podrán hacerlo al abrirles las vías aéreas.

 

Si la víctima recupera su respiración y sus señales de circulación (Respiración normal, tos o movimientos) durante o luego de la reanimación, mantenga abiertas las vías aéreas hasta que la víctima este consciente. Colóquela en posición de reposo si su respiración o señales de circulación son adecuadas.

 

La posición de recuperación es usada en el manejo de víctimas que, estando inconscientes, respiran y tienen señales de circulación, en estos casos las vías aéreas pueden ser obstruidas por la lengua, moco o vómito. Para prevenir estos problemas la víctima se coloca en una posición Je costado de manera que los fluidos puedan drenar fácilmente de su boca.

 

Ventilación boca a boca:

 

Esta es una forma rápida y efectiva de proveer oxígeno a la víctima, a que el aire exhalado por el socorrista contiene el suficiente oxígeno para cubrir sus necesidades.

 

Para proveer las ventilaciones de auxilio, mantenga abiertas las vías aéreas de la víctima, cierre las fosas nasales nariz de la víctima haciendo pinza con sus dedos índice y pulgar para evitar que el aire que suministra se escape por esta, tome una respiración profunda y selle sus labios alrededor de la boca de la víctima haciendo un sello hermético.

 

Suministre dos respiraciones lentas y profanadas con una duración cada una de aproximadamente 2 segundos, asegurándose que el tórax se expanda con cada ventilación.

Si los intentos de ventilación inicial o subsecuentes no son efectivos, reposicione la cabeza de víctima y reintente las dos ventilaciones de auxilio. La posición inadecuada de la cabeza a causa más común de dificultades con las ventilaciones.

Se usa la técnica de la ventilación de boca a nariz, cuando hay lesiones serias en la boca de la víctima; la ventilación de boca a estoma, cuando la persona tiene un traqueotomo.

 

Para la ventilación, soplo o insuflaciones de auxilio se debe utilizar barreras como gasas o pañuelos; de ser posible, usar dispositivos como por ejemplo protectores faciales para R.C.P. o caras para RCP O, en última instancia, puede protegerse con una bolsa plástica entre usted y la víctima, al cual le ha abierto un orificio.

 

4.CIRCULACIÓN

 

Un paro cardíaco resulta en la ausencia de señales de circulación. El socorrista debe evaluar las señales de circulación. Si no hay, debe comenzar las compresiones torácicas, también conocidas como masajes cardíacos.

 

Compresiones torácicas:

 

La técnica de la compresión torácica consiste en una serie rítmica de aplicación de presión en la mitad inferior del esternón, (entre las dos tetillas de la víctima) la cual genera la circulación sanguínea al comprimir el corazón.

Cuando se suministra ventilación de auxilio y la sangre circula a los pulmones por las compresiones torácicas, la víctima recibirá suficiente oxígeno para mantener la oxigenación del cerebro y los órganos vitales hasta que se pueda aplicar cuidados avanzados.

 

Durante las compresiones cardíacas, la víctima debe mantenerse en posición boca arriba ya que el flujo sanguíneo al cerebro es reducido, aun, con las compresiones realizadas de manera efectiva.

Un método simplificado de encontrar la correcta posición de la mano, es colocar la palma de la mano en el centro del tórax entre las tetillas o pezones. Otra forma de ubicar el sitio es deslizando el dedo medio de la mano por el arco de las costillas hasta llegar a la unión en el esternón donde se ubica el apéndice xifoides, en este punto coloque al lado su dedo índice y al lado de este el talón de la mano.

 

Para lograr efectividad en las compresiones se debe actuar bajo la siguiente guía:

 

1.  Los codos se mantienen firmes en la posición de brazos extendidos y los hombros del socorrista posicionados directamente sobre sus manos de manera que la dirección de cada compresión es directa hacia abajo en el esternón.

2.  La compresión debe comprimir el esternón de la víctima de 4 a 5cm. (adulto promedio).

 

   Un auxiliador debe efectuar la maniobra completa de RCP como sigue:

 

1.  Evaluar el estado de conciencia de la víctima, llamándola y preguntándole si está bien.

2.  Si esta inconsciente, activar el sistema de emergencias médicas.

3.  Oiga, vea y sienta su respiración.

4.  Revise si la lengua u algún objeto obstaculiza la respiración.

5.  Si no respira, abra la vía aérea con la técnica de la inclinación de la cabeza.

6.  Ejecute 2 insuflaciones y verifique si la respiración se recupero. Si no es así, repita las dos insuflaciones.

7.  Verifique si hay circulación.

8.  Si no hay respiración.

 

a)  Realice 30 compresiones cardíacas. Oprima el pecho 4 a 5 cm. Asegúrese de permitir que el tórax regrese a su posición normal antes de la siguiente compresión, debe contar "1, 2, 3, 4, 5 , ,7,8,9, 10,11,12,13,14,15-30"

b)  Verifique si hay pulso y/o respiración, si no hay respuesta.

c)  Regrese sus manos al tórax, ubique la posición correcta y comience 15 compresiones más.

d)  Realice 4 ciclos completos de 30 compresiones y 2 ventilaciones y rechequee las señales de circulación y respiración.

 

9.  Revaloración: luego de 4 ciclos de compresiones y ventilaciones reevalúe la víctima, chequeando señales de circulación. No tome más de 10 segundos en esto.

a) Si no hay señales de circulación, reanude la RCP, comenzando con las compresiones cardíacas.

b) Si hay señales de circulación, chequee la respiración.

 

              I. Si la respiración está presente, coloque a la víctima en posición de reposo y monitoree la respiración y la circulación.

            II. Si la respiración está ausente, provea ventilación de rescate a una velocidad de 1 ventilación de cada 4 a 5 segundos y monitoree la circulación frecuentemente.

 

Si se continúa con la RCP, deténgase y chequee por señales de circulación y respiración espontanea cada pocos minutos. No interrumpa la RCP, excepto por alguna circunstancia especial.

 

ATAQUE CARDÍACO / INFARTO

Un ataque cardíaco es la lesión de una parte del corazón, cuando uno o más vasos sanguíneos í le suministran sangre se bloquean, la sangre no circula y las células comienzan a morir. Entonces el corazón puede dejar de bombear sangre totalmente, produciéndose el paro cardíaco.

 

Una víctima de paro cardíaco cuyo corazón todavía late, tiene mayor oportunidad de salvarse í una que se encuentra en paro cardíaco, si se le prestan los primeros auxilios rápidamente.

 

SEÑALES

-   Dolor tipo picada.

-   Presión incómoda, apretón.

-   Sensación opresiva fuerte, de aparición súbita que se presenta generalmente en el centro el pecho, pero también se puede presentar en la boca del estómago.

-   Dolor irradiado a los brazos, los hombros, el cuello y la mandíbula en el lado izquierdo.

-   Malestar general, sudoración debilidad.

-   Pulso rápido y débil.

-   Palidez o cianosis (color morado en la piel).

-   Nauseas.

-   Dificultad para respirar.

 

PRIMEROS AUXILIOS

 

-   Reposo absoluto, no se le debe permitir hacer ningún movimiento, ni siquiera caminar, ya que este esfuerzo va a exigir más trabajo al corazón.

-   Pídale que se siente o recueste en una posición cómoda, generalmente semi-sentado.

-   Afloje las prendas apretadas.

-   Tranquilice a la víctima

-   Trasládela lo más pronto posible a un centro asistencial.

-   Controle los signos vitales durante el traslado y si fallan inicie las maniobras de RCP.

 

14.- OBSTRUCCIÓN DE LAS VÍAS AÉREAS POR CUERPOS EXTRAÑOS (OVACE)

 

Es cuando la persona deja de respirar porque hay un objeto que bloquea la vía aérea. Una obstrucción parcial o total de las vías aéreas es una emergencia que resultará en la muerte de I víctima en pocos minutos si no es tratada a tiempo.

Un OVACE se sospecha cuando una persona desarrolla una sorpresiva dificultad respiratoria se torna cianótica o inconsciente sin razón aparente.

 

RECONOCIMIENTO DEL OVACE EN ADULTOS CONSCIENTES

Motivado a la importancia del reconocimiento, que es el factor clave en la atención y recuperación de la víctima, es que se debe rápidamente diferenciar entre el OVACE de un desmayo, un shock, un paro cardíaco, una sobredosis de drogas, una crisis convulsiva, u otra condición que puede ocasionar una falla respiratoria, pero que requiera de otro tratamiento diferente.

 

Las señales del OVACE son generalmente obvias para él y la observador(a). Los cuerpos extraños pueden causar obstrucciones totales o parciales de la vía aérea. Con una obstrucción parcial la víctima puede tener una buena o pobre ventilación. Con una buena ventilación la víctima estará consciente y podrá toser fuertemente a pesar de tener algunos sonidos sibilantes. Mientras se mantenga la ventilación, pídale a la víctima que continúe tosiendo, no interfiera con los intentos de la víctima para expeler el objeto extraño, manténgase con ella y monitoree su condición Si el OVACE persiste active el sistema de emergencias médicas.

 

La víctima con un OVACE severo, inmediatamente demostrará una pobre ventilación o uñé buena ventilación que se deteriorará rápidamente. Los signos de una pobre ventilación pueden incluir una tos débil e inefectiva, un sonido agudo a la inspiración, y cianosis. Una obstrucción parcial severa se trata de la misma manera que una obstrucción total.

 

En la obstrucción total, la víctima no puede hablar, toser fuertemente ni respirar. Esta también puede tomarse el cuello con las manos con la señal universal de atragantamiento.

 

     TRATAMIENTO DE UN OVACE

     En la maniobra de Heimlich, la compresión abdominal fuerza la salida del aire de los pulmones, elevando el diafragma, creando una tos artificial que expele el cuerpo extraño. La compresión abdominal puede repetirla varias veces hasta desalojar el cuerpo extraño de las vías aéreas.

 

Aplicación de la maniobra de Heimlich

Para aplicar la maniobra, el auxiliador deberá pararse detrás de la víctima, pasar sus brazos por la cintura de esta y continuar como sigue:

 

-   Cierre el puño de una mano.

-   Coloque el lado del pulgar de su puño sobre el abdomen de la víctima, en su línea media, ligeramente arriba del ombligo y por debajo de la apéndice xifoides.

-   Tome su puño con la otra mano y presione sobre la víctima con un movimiento rápido ascendente.

-   Repita las compresiones hasta que se expela el objeto de la vía aérea o hasta que el paciente se torne inconsciente.

-   Cada nueva compresión debe ser un movimiento distinto y separado con la intención de liberar la vía aérea.

 

Si la víctima esta inconsciente colóquela en el piso boca arriba y haga una presión brusca con las plantas de sus dos manos enlazadas, en la boca del estómago, hacia adentro y arriba, y chequee su boca para ver si salió algún objeto. Si no, repita nuevamente.

 

Otra técnica, si está inconsciente, consiste en realizar la maniobra de la RCP con una ligera modificación que consiste en que cada vez que se suministre una ventilación de auxilio (no se ejecutaran compresiones cardíacas) se debe abrir la boca de la víctima para buscar un objeto extraño. Si lo ve, trate de removerlo. El resto de la secuencia de la RCP se realizará de la misma manera.

 

En la víctima inconsciente, luego de desalojar el cuerpo extraño, se deberá aplicar 2 ventilaciones de auxilio lentas y chequear por señales de circulación. En caso de no haber circulación, realice RCP. Si hay circulación pero no respira, proceda con sólo ventilación de auxilio. Si respira t hay señales de circulación, ubíquela en posición de reposo y continúe monitoreándolo hasta que llegue el servicio de emergencia o haya llegado al hospital.

 

15.-MOVILIZACIÓN Y TRANSPORTE DE LESIONADOS

Un tema de gran importancia en los primeros auxilios consiste en la movilización y transporte le lesionados. De nada vale conocer o aplicar tratamientos que nos permitan aminorar los riesgos de muerte o estabilizar a una persona, si lo movilizamos indebidamente causando daños reversibles en su humanidad. Es alarmante el índice de personas que después de sufrir un accidente son llevadas a centros asistenciales donde se determinan que son mayores los daños producidos por el mal traslado a los ya sucedidos en el accidente.

 

La movilización de lesionados es el cambio justificado de la ubicación del paciente en la escena. Consiste en las técnicas aplicadas para moverlo en la misma escena del accidente, desde posición original hasta un lugar seguro. El transporte del lesionado es la técnica usada para lie a una víctima, previamente atendida y estabilizada, desde el lugar del accidente hasta un centro asistencial o lugar donde se le presten cuidados definitivos.

 

Hay varias consideraciones por las cuales se debe movilizar una víctima en la escena:

 

-   Riesgos en el área (incendios, estructuras inestables o materiales peligrosos, por ejemplo).

-   Las condiciones de la escena están causando daño al paciente como condiciones climatológicas, el frío, el calor, las reacciones a estímulos externos.

-   Se requiere moverlo para brindar cuidados como, por ejemplo, aplicar Reanimación Cardiaco Pulmonar o ganar acceso a una herida que sangre profusamente.

 

Reglas generales para la movilización y transporte de lesionados:

1.  Antes de transportar cualquier persona enferma o lesionada, todas las lesiones deben haber sido atendidas.

2.  En lesiones por traumas severos (caídas, accidentes, etc.), se deberá tratar al paciente como si tuviera lesión cervical, inmovilizar el cuello y manipular cuidadosamente.

3.  Sea cuidadoso(a) al mover la persona, tenga suficiente ayuda para asegurar un buen transporte.

4.  Seleccione la técnica adecuada de acuerdo a la condición de la víctima.

5.  Trabaje pensando siempre en su seguridad.

 

Técnicas para la movilización y transporte de lesionados

Hay varias técnicas básicas para la movilización de lesionados, que dependerá de situación, en algunas ocasiones se tendrá que mover a la víctima de la escena de forma rápida o inmediata. Las técnicas de movilización más importante, sin ayuda de equipos los arrastres, de carga y con camillas.

 

Transporte en silla: se usa cuando la persona está consciente y NO tiene sienes severas, especialmente si es necesario bajar o subir escaleras. Debe tenerse la precaución de que el camino esté libre de obstáculos, para evitar que las y los auxiliadores se resbalen. Para emplear este método de transporte se necesitan 2 auxiliadores. Se debe verificar que la silla sea fuerte.

 

Cimillas: son un tipo especial de dispositivo para transportar víctimas por largas distancias, consiguen de forma comercial, (las que tienen las ambulancias u hospitales, camillas o camas clínicas, camillas telescópicas, camillas de lona y camillas scoopers) o se pueden improvisar con algunos materiales de fácil ubicación, como con cobijas, correas o chaquetas.

 

Normas para el traslado en camilla:

Probar antes de usarla toda camilla improvisada con un peso mayor al del lesionado.

La camilla va al lesionado y no el lesionado o la lesionada a la camilla.

Antes de comenzar el traslado se debe asegurar el lesionado o la lesionada a la camilla y evitar que sus brazos estén fuera de ella.

La cabeza del lesionado(a) servirá como punta de flecha para indicar el camino a seguir, excepto cuando las condiciones lo impidan.

Siempre se debe tratar de mantener al lesionado en una línea horizontal.

Los movimientos para levantar o bajar la camilla deberán ser coordinados y simultáneos. Uno de los socorristas que va a la cabeza del lesionado(a) tomará el liderazgo de la operación (normalmente quien funge como paramédico).

Los socorristas de mayor capacidad física deberán ir al lado del tronco de la víctima y los de menor capacidad a las extremidades inferiores.

 

Características de todo transporte de lesionados:

 

Los transportes deben ser:

 

v  Cómodo: de acuerdo a las lesiones y a los recursos disponibles. No se podrá trasladar un poli traumatizado en un vehículo particular ya que este requiere una ambulancia.

v  Seguro: se deben respetar las leyes de tránsito, especialmente los límites de velocidad y semáforos, entre otros.

v  Eficaz: debemos procurar entregar la víctima en el centro asistencial en mejor forma de laque lo encontramos y nunca en peores condiciones.

 

16.- EL MALETÍN DE LOS PRIMEROS AUXILIOS

Consiste en cualquier tipo de envase -caja, morral, maleta, etc.- de fácil manipulación y traslado con los implementos mínimos necesarios para prestar los primeros auxilios. Los materiales básicos son:

 

-   Guantes estériles

-   Gasas estériles

-   Algodón

-   Isopos

-   Curitas

-   Vendas de distintos tamaños

-   Adhesivo

-   Baja lenguas

-   Tapaboca

-   Tijera

-   Pinza

-   Alcohol isopropílico

-   Solución germicida, antiséptica o agua estéril

-   Aplicadores

-   Gotas para ojos y para dolor de oídos

-   Pomada para quemaduras

-   Pomada para golpes

-   Pomada para emponzoñamiento, mordedura de insectos y animales

-   Termómetro

-   Tensiómetro con estetoscopio

-   Toallas sanitarias

-   Bolsa para hielo o gel frío

 

MEDICAMENTOS

-   Incluir para adultos y niños (preferible aquellos que hayan tomado antes o que tomen comúnmente).

-   Incluir los indicados para tratamientos específicos y de uso regular, en cantidad suficiente para 15 días o más y con las indicaciones del médico, por escrito, con el nombre de la persona.

-   Revise periódicamente la fecha de vencimiento y sustitúyalos tiempo antes del vencimiento.

 

Son de uso principal:

-   Para el dolor en general: analgésicos

-   Para el dolor, malestar y acidez estomacal

-   Para el dolor de muelas

-   Para dolor de garganta

-   Líquidos o sobres de hidratación

-   Para dolores y torceduras musculares

-   Para la fiebre: antipiréticos

-   Para las reacciones alérgicas: antialérgicos

-   Para la gripe

-   Para la diarrea

-   Para el mareo y vómito